Foto: Manuel Laya

 

Arcos Albacete Basket se desplazaba a Salamanca el pasado viernes, con el objetivo de ampliar su racha victoriosa.  En esta ocasión nos enfrentábamos a CB Tormes, en una pista difícil donde el equipo de Alfredo Gálvez supo mantener el control durante todo el partido de forma regular, excepto en los últimos minutos donde C.B. Tormes comenzó a apretar en defensa y conseguía recortar distancias sin llegar a lograr la remontada.

Durante la primera parte del partido, el equipo albaceteño supo coger las riendas de este con una buena defensa y acierto de cara al aro, además de mucha fluidez a la hora de circular el balón. CB Tormes no sabía cómo frenar a nuestros jugadores, que lograban una ventaja en el marcador de 13 puntos al finalizar el cuarto, 13-26.

Arcos Albacete Basket continuaba demostrando en el juego la unión de los jugadores que se ha formado en esta segunda fase. Jugando fluido y con acierto mantenían la diferencia de puntos constante hasta el final del segundo cuarto. Sólo al filo del descanso C.B. Tormes aumentó la intensidad y consiguió acercase en el marcador hasta colocarse 10 puntos por debajo, 40-50.

En el comienzo del tercer cuarto, los albaceteños salieron con mucha garra y con ganas de seguir compitiendo el partido y sin bajar el nivel de intensidad y rapidez, tanto en ataque como en defensa. Destacar el trabajo de David Maldonado en defensa en este cuarto. El equipo de Alfredo Gálvez seguía mostrando un juego alegre para poder llevarse la victoria, por lo que los contrataques rápidos hicieron bastante daño al equipo contrario. Se llegaba con un resultado de 56-70 para finalizar el cuarto.

Con el pensamiento de que el partido parecía decidido, salió a cancha Arcos Albacete Basket. Ese aire de relajación que se veía en el equipo albaceteño fue la oportunidad que aprovechó el equipo salmantino para remontar esos puntos que los habían distanciado durante todo el partido. Siendo más agresivos en defensa y con un mayor acierto de cara al aro, consiguiendo colocarse hasta a un punto por debajo de los nuestros. Pese a eso, Arcos Albacete Basket guardó la compostura y pudo sacar el partido adelante con una canasta y tiros libros que llevaron al final del partido con un resultado de 81-84.

Con esta victoria el Arcos Albacete Basket podría certificar la permanencia en LEB Plata un año más en la jornada de este próximo fin de semana.

El del viernes fue el último partido de Marcus Van con la camiseta de Arcos Albacete Basket. Desde el club queremos agradecer a Marcus todo el esfuerzo y profesionalidad que ha demostrado durante toda la temporada. Mucha suerte Marcus y gracias por todo.

 

Departamento de Comunicación de Arcos Albacete Basket