Viajaba el equipo Junior Sánchez y Murcia albaceteño a tierras ciudadrealeñas con ánimo tras la abultada victoria en la primera jornada, y con ese espíritu encararon el encuentro. 

Un parcial de 2-10 al inicio del mismo abría la primera brecha a favor de los de Escudero, que se sentían cómodos en pista, practicando un baloncesto vistoso y eléctrico, con transiciones rápidas e intensidad defensiva.

Esa fue la tónica durante todo el primer parcial, aunque los locales consiguieron rehacerse del inicio y recortar la distancia en el marcador. Así, tras disputarse los primeros diez minutos el marcador era de 12- 16 a favor de Albacete Basket.

Siguió dominando el conjunto de Escudero en el segundo parcial, sin bajar el nivel de intensidad, lo que le valió ganar también el resultado del cuarto e irse al descanso con una ventaja de ocho puntos ( 18 – 26).

El tercer cuarto fue el de ruptura total en el marcador para los visitantes y que sirvió para asentar la victoria final. Un enorme acierto de Albacete de cara al aro rival le permitió ir abriendo distancias cada vez más abultadas en el electrónico, y una concentración y actitud defensiva encomiable hizo que Cervantes no tuviera opción de recortar dicha diferencia.

En el último parcial Albacete Basket no dejó a los ciudadrealeños acercarse en el marcador, y sin dar el partido por hecho ni ganado, mantuvieron la misma intensidad, y se lo acabaran llevando por una diferencia de veinte puntos (42 -62)confirmando las buenas sensaciones de la primera jornada y manteniendo el 100% de victorias ( 2 de 2).

También es digno de reseñar el brillante debut del equipo López-Espejo Sub-21 entrenado por Alejandro Serrano. Inició la temporada regular con una victoria cómoda en casa ante un Argamasilla que no puso en ningún momento en dificultad al equipo verde,finalizando el encuentro con un contundente 68-48, que junto a la victoria del Arcos Albacete en Álava hacen de este un gran fin de semana para el basket albaceteño.