El Arcos Albacete Basket sufre la primera derrota de la temporada ante un poderoso rival, el Real Murcia, que se mostró más sólido durante todo el encuentro.

Real Murcia, ha creado un proyecto ambicioso para esta temporada 2018-19 y así lo está demostrando en las dos primeras jornadas de competición.

El equipo pimentonero tomó la iniciativa en el marcador desde los primeros compases del partido. Mucho acierto exterior de los hombres de Rafa Monclova y un Arcos Albacete que no encontraba la “tecla”, abrían la primera “brecha” en el electrónico al finalizar el primer cuarto, 26-14.

En los siguientes diez minutos de partido el Arcos Albacete encontraba el “camino”. Gracias al trabajo bajo los tableros de un inconmensurable Marcus Van (16 puntos y 13 rebotes en el partido de hoy) y con la ayuda en ataque de un “descarado” Jordan Davis. El conjunto manchego apretaba el resultado hasta dejarlo en un 41-34 al descanso.

El conato de remontada vivido en el segundo cuarto resultó ser un espejismo y el Real Murcia salió en el tercer cuarto dispuesto a cerrar el partido y así fue.  Un sobresaliente Beranek (16 puntos y 11 rebotes) y  la aportación de Whelan (18 puntos y 4/7 en triples) sellaba la victoria para la escuadra local.

El conjunto murciano demuestra que es un rival que aspira a lo máximo en LEB Plata.

El domingo a las 12:15 en el pabellón Parque, el Arcos Albacete Basket tiene la oportunidad de sumar su segunda vitoria ante un Basket Girona que viene de ganar con facilidad a Menorca.

ESTADÍSTICAS