Aún está grabada en la memoria de todos los aficionados al baloncesto en Albacete la gran campaña solidaria que de la mano de Lisardo Lara , Marián Ángeles Lara y el Albacete Basket se hizo durante el partido del 2 de diciembre ante Plasencia Ambroz en pos de ayudar a niños con pocos recursos de un barrio de Guaraparí, en Brasil.

Gracias a la solidaridad mostrada por toda la ciudad y con el baloncesto como hilo conductor, se logró recaudar fondos a través de una fila 0 para llevar el basket a esos niños.

Meses después de la campaña solidaria, los niños de esta localidad brasileña cuentan con la escuela de baloncesto “Albacete Basket”,canastas, varios balones y equipaciones para la práctica de este deporte. Una muestra más de la importancia del basket no solo como deporte sino como herramienta social, algo por lo que Arcos Albacete Basket sigue y seguirá apostando, de la mano de su afición.