El junior albaceteño cerró el año por todo lo alto, con una gran victoria que le permite mantener las buenas sensaciones. El cuadro de Escudero jugó un auténtico partidazo, en el que mostró acierto, pundonor y personalidad en una cancha difícil como es la del CB Valdepeñas.

Un extraordinario acierto en el tiro, especialmente en triple, y una constante concentración hicieron que los albaceteños despidan 2017 sin conocer la derrota en el actual curso.

Empezaron los nuestros el partido de forma arrolladora, con un impresionante tino en el tiro y una entrega notoria en defensa. Movían el balón con fluidez y encontraban posiciones de tiro favorables, y gota a gota, paso a paso, fueron abriendo distancia en la pista y el electrónico. Así, al acabar el primer cuarto, Gasóleos Sánchez y Murcia Albacete Basket doblaba a los locales en el marcador (16-32).

El segundo cuarto fue más igualado en todos los aspectos, los de Valdepeñas no se dieron ni mucho menos por vencidos e intentaron recortar distancias. Se mostraron más acertados de cara al aro albaceteño. Tanto fue así que los locales se llevaron el parcial del cuarto (27-23) por lo que los de Escudero se marchaban al descanso con una ventaja de doce puntos ( 43-55).

Volvían los dos equipos de vestuarios con objetivos opuestos, los ocales querían engancharse de forma definitiva al encuentro mientras que nuestro Junior amarrar una nueva victoria. Valdepeñas se empleó a fondo en defensa, a sabiendas del gran acierto que Albacete estaba teniendo, y desde esa buena defensa consiguieron llevarse el cuarto, aunque Gasóleos Sánchez y Murcia aún tenía una ventaja con la que encarar el último cuarto (59- 68).

Con la clara idea de no permitir a los ciudadrealeños acercarse de forma peligrosa, los de Escudero comenzaron el último cuarto con gran intensidad y volviendo a abrir brecha en el marcador, y de nuevo dieron un recital de acierto en el triple y concentración y ayudas en defensa. Ese tino en el acierto de larga distancia liquido de forma definitiva el encuentro en el ecuador del cuarto, y permitió a los visitantes volver a Albacete con una nueva victoria en el saco. Al final, Albacete anotó la friolera de trece triples, para acabar ganando el partido por un resultado de 72-94.

En un partido así hay que alabar el esfuerzo coral y el trabajo de todo el grupo, pero cabe destacar el extraordinario primer cuarto de Miota, en el que anotó 13 puntos, los 34 puntos anotados por Sergio Garrido y el acierto en triple de Carlos Baños ( 5 triples para un total de 19 puntos).

Gasóleos Sánchez y Murcia mantiene la condición de invicto y se va de vacaciones encarando un 2018 ilusionante y prometedor.