¿Qué nos puedes destacar del baloncesto gallego?

Históricamente tenemos unos buenos precedentes. En mi tierra, en Ferrol, que es el club donde yo me crié tuvo grande jugadores como Anicet Lavodrama y otros muchos que estuvieron en la selección española y en la ACB. Ahora mismo pues Obradoiro y Breogán, en este último jugué y es un club que le tengo mucho cariño.

¿Cuáles fueron tus primeros pasos en el mundo del basket?

Empecé porque a mi padre y a mi madre les gustaba mucho el baloncesto y cogí un balón,vi no se me daba mal, y mis primeras canastas fueron en el Ferrol, que por entonces estaba en LEB Oro.

Cuéntanos algún secreto (confesable) del éxito de la plantilla del Arcos Albacete Basket que ascendió a LEB Plata.

Las horas que pasábamos en el entrenamiento las disfrutábamos hasta el último momento, el grupo quería estar siempre unido. Las cenas, viajes…el equipo estaba siempre unido. Un equipo muy trabajador y muy unido. Parecíamos todos de “la casa”.

Cuéntanos alguna anécdota curiosa de tu carrera profesional.

El año pasado,en Portugal, en el equipo que estaba de primera división se suponía que dicho equipo debía ser profesional. Había en la plantilla jugadores americanos, algún africano y yo que contaba como extranjero. Tenía una imposición el entrenador que era muy curiosa: tenían que estar en plantilla tres jugadores de la isla y dos de ellos tenían que jugar, al menos, 20 minutos por partido. La isla era muy pequeña, con lo cual no había abundancia de jugadores buenos y te tenías que quedar sentado en el banquillo.

¿Cómo es el baloncesto en Portugal?

Los 2-3 primeros equipos tienen mucha diferencia respecto al resto. Benfica tiene 1 millón de euros de presupuesto. El resto de equipos ,excepto Oporto y Oliveirense que también suelen competir en Europa como Benfica, tienen un nivel de LEB Oro-LEB Plata.

¿Sabes que el aficionado del Arcos te aprecia mucho? ¿Sientes ese cariño?

Cuando hablan de jugadores de “la casa” yo me doy por aludido.

Sinceramente la única ciudad en la que me siento como en casa es Albacete. Estoy viviendo años muy bonitos aquí y solo puedo regalar a la gente trabajo, trabajo y más trabajo por el cariño que me dan los albaceteños.

¿Cómo es Luis Otero fuera de la cancha?

Me gusta mucho la gastronomía. Este año Marín es un poco como Elías y yo.Aprovechamos para cenar en diferentes sitios. Fuera de ahí soy de escuchar música, ver películas y series en casa.

¿Qué sensaciones te está dejando esta temporada 2017/2018?

Empezamos muy bien y en estos últimos partidos hay que dar el máximo porque tenemos equipo para “pelear” por estar arriba.