Empezó la pretemporada y comenzó de la mejor manera posible. El Arcos Albacete derrotó al Afanión Almansa en un auténtico partidazo y se clasifica para la final a cuatro del Trofeo JCCM que se disputará en Alcázar de San Juan el 15 y 16 de septiembre.

Alfredo Gálvez puso de inicio en el encuentro un cinco titular “bajo”,sin Van, su único hombre interior que está actualmente en la plantilla. Marcus , llevaba apenas dos días en Albacete. Aún así, el pívot estadounidense dejaría su huella en la hoja de estadísticas culminado un partido soberbio.

Afanión Almansa aprovechaba esa superioridad en centímetros para cargar de balones a Graham-Bell y finalizar el primer cuarto con una cómoda ventaja de 20-30.

Fue a partir del segundo cuarto cuando el Arcos empezó a cuadrar los sistemas que los jugadores están interiorizando en esta pretemporada y gracias a la excelente dirección de Jordan Davis consiguió engancharse al partido. La muñeca de David Maldonado daba fluidez en ataque y Marcus empezaba su particular show; produciendo puntos y rebotes con una facilidad pasmosa. Finalizando el segundo cuarto a favor de los almanseños con un 50-54 en el electrónico.

A la vuelta del descanso el Arcos Albacete empezó a realizar un juego “coral” que da atisbos de lo que será la temporada. Excelente movimiento de balón, sumando todos los jugadores y una actitud defensiva de diez, solo algunos desajustes propios de las fechas de pretemporada en las que estamos.

Marcus Van demostró que ha venido a Albacete a ser todo un líder y con sus 21 puntos, 17 rebotes (8 ofensivos) y 4 asistencias en 27 minutos de juego para un total de 38 de valoración, contribuyó a la victoria final (89-85) y por ende a la clasificación del Arcos Albacete para la final a cuatro del Trofeo JCCM.